VINO LUNAR mañana en Teatre el Magatzem, Tarragona.

¿Cómo podemos construir un futuro si no somos conscientes del pasado sobre el que se quiere erigir? ¿Cómo podemos evitar una guerra si negamos las anteriores? ¿Es una guerra consecuen- cia de la precedente? ¿Guardan las guerras una relación invisible entre sí, como las metáforas? ¿Nuestros muertos solo pueden hablar con sangre, como ocurre en La Odisea? ¿No pueden ha- blar sin necesidad de que sea la violencia lo que les despierte? ¿Cómo es posible erigir una so- ciedad democrática si negamos la memoria histórica? Y, finalmente, ¿es a las generaciones que no hemos vivido la guerra a quienes nos corresponde escribir sobre estas? Pero, ¿qué significa vivir la guerra? ¿Por qué hay tan pocos textos de ficción sobre la Guerra Civil Española, espe- cialmente en el teatro? ¿No es la vivencia de un mundo en guerra, aunque sea en los periódicos, una experiencia, quién sabe si impotente, independientemente de que no se lleve a cabo de ma- nera obvia frente a nosotros? Estas son las preguntas centrales que me han movido a escribir Vino lunar. Como en Niño fósil o en Los niños oscuros de Morelia, en este tercer texto, quizás el tercero de una trilogía, nuestros muertos y los muertos ajenos toman voz para decirnos que hay que recordar para no repetir. “¿Qué vino lunar has bebido, que hablas como los muertos?”, se dice en este verso de la Salomé de Fernando Pessoa, que da título a la pieza. Si, como dice el gran dramaturgo alemán Roland Schimmelpfennig en sus conferencias sobre dramaturgia Sí y no, el arte es un ejercicio de condensación que trata de captar la realidad (poniendo cuidado en no reducirla a causa de síntesis que practica sobre ella), Vino Lunar busca narrar, espero que de manera rompedora y formalmente atrevida, la cadena inexorable de sangre que va de una ge- neración a otra, de modo que en la obra, el pasado se va dibujando como futuro. Quiero pensar que, del mismo modo que ocurre en la escena final de Romeo y Julieta, en esta pieza, los perso- najes pueden hablar únicamente gracias a que ha muerto otro personaje. En este caso, debido al extraordinario elenco y al brillante director que capitanea el estreno absoluto de la obra, los muertos van a poder hablar, pero gracias a la gente del teatro, que les darán vida.

Albert Tola

https://ovejasmuertas.wordpress.com/2017/12/23/vino-lunar-de-albert-tola-en-madrid/

Anuncios

La Noche de los Libros 22 de Abril 2016

 

Sin título 3

Fotografía de Raúl Montalbán

Celebra con nosotros La Noche de los Libros el viernes 22 de Abril a las 20:00h con NIÑO FÓSIL en el espacio labruc de Madrid donde tendrás disponible la mejor literatura dramática contemporánea.